El nómade y artista visual norteamericano Brian Kauppi llegó hace siete años a surfear y pintar los volcanes de Chile y desde ese tiempo se ha dedicado a plasmar en sus obras los paisajes y la gente del sur de nuestro país.

Proveniente desde Connecticut y desde su niñez amante del mar y los lagos, estudió arte en la Universidad de Virginia donde se graduó con honores, para después trasladarse a Europa en donde se dedicó 100% a pintar en taller. En el año 2013 llegó a Chile como parte de un plan que llevaba experimentando por tres años consecutivos, arrancando del frio invierno neoyorquino, aprender el idioma español y pintar los volcanes de la región de Los Lagos.

Cuadro Cordillera.jpg

Fue así como llegó al sur de nuestro país, en donde se enamoro de los paisajes, la naturaleza y la calidez de su gente, radicándose primeramente en la Capital del Surf Nacional “Pichilemu”, en donde aprendió a surfear y estableció un potente vinculo con este deporte que le apasiona hasta el día de hoy.

Actualmente Brian Kauppi, con 43 años de edad y papá de 2 hijos de 6 y 5 años, se encuentra radicado  en la localidad de la costa de la Provincia de Ñuble “Los Maquis”, cerca de Buchupureo, Región del Bío Bío, donde se ha refugiado en la sencillez y tranquilidad de su taller para crear una serie de obras visuales inspiradas en momentos que para él han sido el resultado de mucha reflexión, inspiración, nuevos conocimientos y aprendizaje, los que combina con la práctica diaria del surf local.

Su talento, nos confiesa lo heredó de su abuelo paterno, quien era un pintor autodidacta, y de quien admiraba todos sus cuadros “crecí viendo sus cuadros y siempre desde niño dibuje y pinte, era inevitable para mí y así comencé a vender lo que hacía”.

Asimismo, gracias a su inquietud por la lectura y las artes en general, conoció al escritor, compositor y viajero estadounidense Paul Bowles, de quien admiró no sólo su talento sino su inagotable interés por recorrer el mundo y recoger desde esas intensas experiencias elementos que se convirtieron en maravillosas piezas narrativas y musicales para el cine y la literatura.

Desde su llegada a nuestro país ha realizado una serie de obras en acrílico, aún cuando el óleo fue por mucho tiempo su fuente de apoyo principal, teniendo como eje central el poder tener las dos visiones de las cosas “siempre he pintado paisajes y también abstracto, me gusta tener flexibilidad e ir moviéndome para poder tener así dos visiones de la naturaleza, el ying y el yang, buscar el equilibrio”.

Es así como en este contexto, su conexión con el agua y el viento de la costa, por sus salidas en velero en Long Island Sound junto a su familia, más su pasión por el mundo del surf en su actual lugar de residencia, lo han llevado a sentarse a esperar por el momento preciso para tomar el pincel y lleno de motivación poder retratar de la mejor forma aquello que cautivó su atención y que lo tiene permanentemente trabajando en esta temática.

Asimismo, y producto del estallido social en Chile, en octubre del 2019 comenzó a crear una serie de obras inspiradas en retratar y pintar el paisaje local, “fue mi forma de apoyar y dar las gracias por estar aquí, como una forma de protestar por todo lo que sucede en Chile, entonces comencé a pintar paisajes locales, los expuse durante el verano en un café de la zona y se vendieron todos, fue muy gratificante ver y sentir esa recepción hacia mí trabajo”. La mayor parte de su trabajo lo vende en Estados Unidos, al cual visita cada cierto tiempo para ver a su familia.

Hoy en día y producto de la contingencia nacional y mundial provocada por el Coronavirus, este artista chileno-norteamericano comenzó a trabajar en una nueva temática de inspiración “viendo todo lo que está sucediendo en mi país natal y New York que está sufriendo mucho, sumado a mis actuales lecturas de budismo, quise indagar sobre ideas y conceptos más amplios como la naturaleza, la tierra, el universo, la luz y la oscuridad, el estar presente aquí y ahora”.

El tiempo es la mente del espacio. El espacio es el cuerpo del tiempo.
Estar aquí ahora, otro lugar para estar.

Su trabajo ha sido expuesto en galerías y espacios de arte en New York, Washington DC, Miami, Los Angeles y muchas otras ciudades de Estados Unidos, y en  Chile se ha dado a conocer en Santiago, Pichilemu, Chillán, Concepción,  Pucón y próximamente en el Centro Cultural de Pichilemu.

Brian Kauppi o Kitbarrio como se hace llamar en su cuenta de instagram no tiene plan para el futuro y en nuestra amena conversación por videollamada nos confiesa  que adora la comida Thai, admira al pintor alemán Gerhard Richter, disfruta un buen plato de porotos granados y andar a caballo, prefiere el invierno por la lluvia, el verde y la ola, y espera quedarse muchos años más en Chile, yendo y viniendo a USA, pero por sobre todo siempre está en constante movimiento buscando hacer cosas nuevas y surfeando una nueva ola cada día.

obra 2.jpg

Correo electrónico: briankauppi@yahoo.com

Por Teresita Balboa Quezada (colaboradora AN).