. . .

“LA FATIGA ZOOM” arrasa EN TIEMPOS DE PANDEMIA

En distintos países se ha advertido sobre esta situación, producto de la primacía de las pantallas en nuestras vidas, ocasionando un tipo de cansancio y fatiga que puede ser más extenuante que el físico.

Para el director de la ONG Mente Sana, el psicólogo Francisco Flores, la mediatización de la relación social puede producir un efecto de fragilización psíquica, debido a la escasez del contacto físico, ocasionando un efecto de desensibilización emotiva, de soledad relacional y de fragilidad psicológica

Cansancio sin necesidad de una jornada extenuante de trabajo fisíco o intelectual, es uno de los principales efectos – señalan en la ONG Mente Sana – de la separación entre lenguaje, cuerpo y afectividad, que provoca el cumplimiento de las tareas escolares o laborales, a través de los medios tecnólogicos. En especial aquellos que requieren fijar la mirada, como zoom, google meet o video llamadas.

Sin embargo, aclaran desde la ONG Mente Sana, los impactos de la pandemia son siempre singulares. De la misma manera que el Covid-19 afecta de modos diversos, desde la ausencia de síntomas hasta la muerte, a nivel de salud mental ocurriría algo similar. “La virtualización del contacto físico y la indistinción entre los tiempos de trabajo y ocio son una tendencia de más larga data, pero que ahora producto de la pandemia se ha naturalizado y agudizado”, agregó Francisco Flores.

Las causas de la fatiga zoom o del Teletrabajo se deberían a la limitación de otros recursos expresivos; ausencia por ejemplo, de silencios como material comunicativo y la fijación a un solo espacio de trabajo, pero que a la vez se ha constituido como un lugar privilegiado de vida.

Por otra parte, lo que se denomina como teletrabajo, en la práctica son para Mente Sana, jornadas donde no se distingue el tiempo de descanso del laboral, debido a la atención constante por eventuales llamados y solicitudes. “Es una uberización de la jornadas, una movilización ininterrumpida de las energías mentales sobre fragmentos de tiempos, muchas veces sin límites claros.Esto provoca alteraciones a nivel  congnitivo, como la atención y memoria, así como a niveles emocionales”, aseguró Francisco Flores.

No obstante lo anterior, valoró positivamente que la tecnología ofrezca alternativas relevantes en tiempos de aislamiento social. Entre otras, la posibilidad por ejemplo, de tomar contacto con amistades y familia, que deben ser aprovechadas.

Equipo de AN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *