En su informe de julio del presente año, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) advierte sobre la importante caída que está experimentando la economía del planeta, a niveles similares a los vividos al término de la II Guerra Mundial.

En su detallado análisis, la CEPAL detalla que durante el presente año el PIB mundial se reducirá un 5,2%. La caída será del 7,0% en las economías desarrolladas y del 1,6% en las economías emergentes (gráfico 1).  

A su vez, se relata que “el levantamiento gradual de las restricciones sanitarias y la puesta en marcha de políticas expansivas han permitido una lenta e incierta recuperación, primero en China y posteriormente en los Estados Unidos y la zona del euro”.

Aun así, se estima que “para los Estados Unidos, el Sistema de la Reserva Federal proyecta una caída del 6,5%, mientras que el Banco Central Europeo (BCE) prevé una reducción del 8,7% del PIB en la zona del euro”.

Para el presente año, el texto indica que “el volumen del comercio mundial de bienes disminuiría entre un 13% y un 32%. La interrupción de la producción en países integrados a cadenas de valor mundiales fue determinante en el deterioro del comercio de bienes intermedios, a lo que se sumó la menor demanda de bienes de consumo e inversión a nivel generalizado, como producto del confinamiento y la crisis económica” gráfico 2).

En lo que respecta a América Latina y el Caribe, el citado informe entrega proyecciones más preocupantes, al contextualizar que se prevé “una caída promedio del PIB del 9,1% en 2020, con disminuciones del 9,4% en América del Sur, el 8,4% en Centroamérica y México, y el 7,9% en el Caribe, sin incluir Guyana, cuyo fuerte crecimiento lleva el total subregional a una caída del 5,4%”.

Ahondando más en este aspecto, la CEPAL predice que “la fuerte contracción en 2020 se traducirá en una caída del PIB per cápita regional del 9,9%. Después de que hubiera prácticamente un estancamiento entre 2014 y 2019 (cuando el crecimiento promedio anual fue de solo un 0,1%), esta caída del PIB per cápita implica un retroceso de diez años: su nivel en 2020 será similar al registrado en 2010”.

El informe completo se puede descargar aquí.

Equipo de AN