Los consumidores recibirán en sus hogares solo creaciones nacionales de gran calidad. La variedad es casi ilimitada, desde alimentos hasta vestuario, pasando por tecnología, bebidas, juguetes, artículos para mascotas y mucho más.

Bajo la premisa de entregar un espacio importante a las pymes chilenas, sin multinacionales o grandes marcas que puedan opacar el valor de sus productos locales y que también, luego de meses escuchando sus desafíos, se crea un marketplace enfocado en ellas: El Mercadito Nacional.

Este emprendimiento comienza por el deseo de los hermanos Matías y Renato Zelada y su amigo Felipe Araya de crear un lugar solo para las pymes, con un servicio integral para ellas y sus potenciales clientes. El Mercadito quiere ser un partner de las pequeñas y medianas empresas que comercializan productos de origen o inspiración chilena, para así mostrar el talento local y la calidad de lo nacional.

“Queremos que los consumidores conozcan de primera mano las creaciones de excelente calidad que se crean en Chile, que no tienen nada que envidiarles a los productos extranjeros, que los productos locales son iguales o mejores que los extranjeros que estamos acostumbrados a consumir”, comenta Renato Zelada, gerente de administración y finanzas.

Para Matías Zelada, gerente general, este emprendimiento nace de la idea y el propósito de tener un lugar donde solamente se reúnan las marcas nacionales, que trabajen con materia prima local, o que debido a la naturaleza de sus operaciones impacten positivamente en las comunidades, ya sea en el ámbito social, económico o medioambiental.

Este nuevo marketplace entrega un servicio integral hacia las pymes, se preocupa de la mantención, operación y difusión de la plataforma, y al mismo tiempo de los despachos de los productos. Una de sus características estrella es que les pagan de manera semanal a las pequeñas y medianas empresas, apoyando así la liquidez de cada una de ellas.

“Desde un principio quisimos convertirnos en sus socios. Por esto mantuvimos muchas conversaciones con un gran abanico de pymes y ese fue uno de los muchos problemas que pudimos identificar y solucionar, gracias a que estuvimos durante 10 meses estudiando y preparando este proyecto, con especial énfasis en el trato y la relación directa con las pequeñas y medianas empresas”, comenta Felipe Araya, gerente de operaciones y logística.

Durante estas reuniones, los creadores de El Mercadito identificaron otro gran problema al que se enfrentaban las pymes, la gran dificultad de contar con capital humano, por lo que crearon el programa “Prácticas por Chile” en conjunto con la Universidad Andrés Bello, para ofrecerles a las pequeñas y medianas empresas practicantes en distintas áreas, iniciativa que ha resultado positiva para ambas partes involucradas.

Pero las pymes no fueron su única preocupación antes de lanzar esta plataforma, que está activa desde el 8 de enero de este año, sino que también quieren que sus compradores vivan la experiencia más personalizada que se pueda entregar. Y cuenten con la experiencia de usuario que los grandes retailer no les han podido ofrecer.

Matías Zelada explica que, junto a su equipo, identificaron que dentro del mercado online los consumidores necesitan una atención onmicanal y también respuestas en un rango de tiempo aceptable, no de 30, 60 o en algunas ocasiones 90 días de espera. Situación por la que ellos pasaron y aseguran que más de la mitad de los chilenos también, y que no es agradable.

“Nos hacemos cargo de los servicios de post venta, quitándoles así una gran preocupación a las pymes que muchas veces es una gran complicación y gastos muy grandes, y al mismo tiempo creamos una experiencia onmicanal hacia nuestros consumidores porque les ofrecemos distintos canales de atención en tiempo real. Queremos que sea una experiencia única y personalizada, ya que para El Mercadito nuestros compradores no son un número de envío ni un rut, son por sobre todo personas y es así como se les debe tratar”, argumenta.

El Mercadito se preocupa por el empaque de cada producto de su marketplace, ya que cuentan con una bodega donde reciben los productos de cada Pyme antes de entregarlos a sus clientes, característica que les permite manipular de la mejor manera los productos delicados para que lleguen de manera perfecta a los consumidores.

Hoy, el Mercadito Nacional ganó el sello de Marca Chile, logró su primer levantamiento de capital privado, está postulando a fondos CORFO y además entraron a la incubadora llamada “Bridge For Billions” para acelerar su modelo de negocio e internalización de la marca. “Estamos muy contentos de la experiencia que hemos vivido hasta ahora y esperamos poder seguir logrando muchas cosas más tanto a corto como a largo plazo, como por ejemplo expandirnos en el continente y posicionarnos como un único marketplace de las pymes a nivel regional”, finaliza Felipe Araya.