Horarios, monitoreo de un adulto son algunas de las acciones que recomienda el académico de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad Católica del Maule (UCM), Claudio Cerón.

¿Cómo mejorar el rendimiento escolar en Chile? Esta pregunta aparece cada cierto tiempo en el debate, especialmente cuando se conocen nuevos resultados de alguna prueba estandarizada, las que evidencian la brecha que existe con otros países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Para Claudio Cerón, experto en educación del Departamento de Fundamentos de la Educación y académico de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad Católica del Maule (UCM), el rendimiento escolar está asociado directamente con la calificación que entrega el SIMCE.

“Existen múltiples acciones educativas que pueden revertir el rendimiento escolar. Entre ellas es importante considerar algunas medidas como la de establecer un sistema de evaluación más integral en donde se pueda asociar las calificaciones con las prácticas evaluativas formativas”, expone.

En este sentido, continúa, el estudiante debe tener la oportunidad, como acto previo a cualquier proceso de calificación, una instancia formativa que le permita auto-regular su aprendizaje y por ende acceder a una retroalimentación.

“Es evidente también, que el profesorado debe considerar por lo menos algunas variables a la hora de diseñar la enseñanza (…) cada vez que se planifica se de tomar en consideración no solo la consignación actividades de producción de conocimiento como tareas o actividades que permiten construir aprendizaje, sino también momentos reflexivos que permitan recoger información e interactuar con los estudiantes en torno a los productos y sus respuestas. Trabajar sobre los errores o clarificar logros permiten mejores aprendizajes, pero requiere de tiempo y es necesario que los docentes consideren la reflexión sobre la evidencia”, advierte.

Otras medidas que visualiza el experto tiene que ver con el plano macro-curricular. A su juicio, es “importante determinar un cambio en el curriculum nacional, la cantidad de aprendizajes no priorizados son máximos lo que satura de información y contenidos. Por otro lado, el SIMCE opera como condicionante de las prácticas evaluativas de los docentes, propiciando el ítem de selección múltiple y el contenido, esto último impide el desarrollo de prácticas formativas y limita la diversidad de instrumentos y actividades evaluativas. Sería una buena idea modificar el SIMCE y eliminar su carácter censal y su periodicidad anual. Este tipo de medición es asfixiante, condiciona la práctica evaluativa, llevando a los docentes a priorizar la prueba de rendimiento escrita y los ítems asociados a la memoria y el recuerdo”.

Claves para mejorar

Mucho más simples de implementar resultan las recomendaciones que entrega el académico para el rendimiento escolar en el plano personal, partiendo por establecer hábitos de estudios con el monitoreo de un tutor o adulto, tener horarios para descansar son tan relevantes como aquellos para aprender de manera guiada o autónoma.

En segundo lugar, si la familia observa que el estudiante tiene dificultades en la asignatura, expone Cerón, debe solicitar ayuda a la escuela o recurrir a las plataformas en línea que permitirán un trabajo autónomo por parte del estudiante.

Como tercer punto, Cerón apunta a “desarrollar un trabajo colaborativo, conformar grupos de estudio o crear redes entre los padres para establecer un plan de acompañamiento, monitoreo o como simple canal de información” y agrega que “tanto estudiantes como apoderados deben estar en contacto permanente con su profesor jefe y los profesores de asignatura”.

Finalmente, explica Cerón, la escuela debe crear planes o programas de acompañamiento escolar. “Junto con ello diagnosticar de manera temprana las dificultades de los estudiantes de modo que no reprueben o bajen su rendimiento (…) Trabajar en equipo y desarrollar una docencia colaborativa que permita tomar decisiones colectivas por un grupo de profesores para enfrentar las dificultades de la distancia”, afirma.

 

Equipo AN